Alcaldesa (S) de Copiapó, Eva Rojas: “No permitiremos que se ponga en duda la transparencia y probidad en nuestra gestión”

La autoridad entregó detalles sobre la Feria de La Candelaria.

Un claro llamado a no confundir a la ciudadanía realizó la Alcaldesa (S) de Copiapó, Eva Rojas, ante los cuestionamientos realizados en las redes sociales por los terrenos donde se levantó la Feria de La Candelaria.

La Municipalidad de Copiapó tomó la decisión de cambiar de lugar el tradicional mercado para mejorar el estándar de la feria y así enfrentar el impacto vial que generaba el corte de Avenida Circunvalación, la incomodidad de los vecinos y mejorar la seguridad que según informes de Carabineros fue absolutamente positiva. Los dos paños fueron elegidos por su cercanía con el templo y porque cumplían con las necesidades para recibir a los comerciantes y los miles de visitantes.

La autoridad explicó además que los arriendos son transitorios y la transacción se hizo a través de inmobiliarias. El primer terreno y más grande es en Los Carrera #2425 al #2461 a Labsa Inversiones Limitada. El segundo de Los Carrera #2565 a Espino Viejo SpA. Ambos cumplen con la normativa para ser arrendados y tuvieron un costo de cinco millones cada uno, por un plazo de 45 días.

Sobre las versiones de conflicto de intereses con el intendente regional, Rojas aclaró que “nosotros en ningún caso supimos que el terreno es del intendente y que se trabajó con la inmobiliaria Espino Viejo SpA”. Enfatizó que “no permitiremos que se ponga en duda la transparencia y probidad en nuestra gestión confundiendo a la ciudadanía con información incompleta mal utilizada”.

La máxima autoridad comunal detalló que las obras que se hicieron en los sitios son transitorias para la habilitación de la feria. Además, resaltó que los lugares serán devueltos en la misma condición y solamente con el suelo emparejado en un plazo máximo al 16 de febrero.

Ante los antecedentes presentados en Contraloría por un sector político, la edil, valoró que el ente fiscalizador tenga la información de los hechos por un aspecto de transparencia y sentenció que la municipalidad no tiene nada que ocultar y que los contratos de arrendamientos están a disposición de quién lo solicite.