Municipio de Copiapó mejora más de 580 mil metros cuadrados de pavimento

  • Desde el año 2016 a la fecha, el Programa de “Conservación de Calles y Vías” ha invertido más de 9 mil millones de pesos.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de miles de vecinos y vecinas, este mes el Municipio de Copiapó finalizó las obras gruesas de la tercera etapa del programa de “Conservación de Calles y Vías”. Iniciativa que desde el año 2016 en su primera etapa a la fecha ha permitido reparar 588 mil metros cuadrados de pavimento distribuido en 433 vías y calles de la comuna.

El programa, que se realizó gracias al apoyo del Gobierno (Gore) y el Consejo Regional de Atacama (Core), tuvo una inversión de 9 mil 707 millones de pesos lo que permitió intervenir: pavimentación, reposición de calzadas, veredas, soleras, demarcación, señalética y lomos de toro.

El Alcalde de Copiapó, Marcos López, adelantó que “esta es una tarea que tenemos que continuar adelante porque hemos hablado con los Consejeros Regionales y el Gobierno Regional en que hay que perseverar en que la ciudad se siga destacando por su logro en este y otros aspectos”.

Cabe destacar que según el Sistema de Indicadores y Estándares de Desarrollo Urbano (Siedu) que presentó el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) en colaboración con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Copiapó está entre las ocho comunas a nivel nacional que cuentan con más del 65% del pavimento en buen estado.

Entre los principales sectores que fueron reparados destacan: Villa Millaray, Francisco de Aguirre, Villa Portal de San Fernando, Villa El Pretil, Población Vista Hermosa, Villa Pedro Pablo Figueroa, Villa Esperanza, Población Juan Pablo II, Colonias Extranjeras, Balmaceda Norte, Pedro León Gallo, entre otros.

López resaltó los trabajos que se están haciendo en los sectores altos y añadió que “son los lugares que tenían un menor nivel de equidad e inversiones y esto viene hacer justicia respecto a cómo se distribuyen los recursos”.

La iniciativa también buscaba reparar a la brevedad los daños que se produjeron tras los aluviones del 2015 y 2017, que considera recuperación de áreas verdes y mejorar los estándares de las vías de circulación de la zona. Cabe recordar el desborde del Río Copiapó y aluvión de marzo de 2015 dejó en la capital regional de Atacama 3 millones 800 mil metros cúbicos de barro en sus principales calles.

Víctor Guajardo, tiene una panadería a un costado de la calle en el Callejón El Inca que durante años le dio dolores de cabeza por los hoyos y el polvo en suspensión. El hombre comentó que después de la pavimentación “nos cambió tremendamente la vida porque acá los más beneficiados son los niños porque cuando los llevaban al colegio quedaban todos empolvados. A lo anterior le sumamos el poco respeto que tienen los automovilistas por los peatones”.

“Esto era como una calle campo y ahora la conectividad ha mejorado porque aprovechan otras poblaciones aledañas para pasar por acá porque además tenemos semáforo”, dijo.

En tanto, en los Pintores de Chile, Fernando Valenzuela, relató que “después del aluvión del 25 de marzo de 2015 habíamos quedado aterrados porque nos habían bloqueado la salida y el tierral era tremendamente insoportable y con la pavimentación cambio toda la estructura de la población”,

Una de las mayores preocupaciones del sector es que hay gran cantidad de personas de la tercera edad y que les estaba perjudicando en su salud por el polvo en suspensión. El vecino Eduardo Saavedra recordó que antes “la calle tenía muchos hoyos y había tacos también porque los autos debían pasar despacito por acá”.

En su pequeño negocio, Ester Contreras del sector Francisco de Aguirre Quinta Etapa contenta sostuvo que “esto es muy importante porque fue aquí donde pasó el aluvión y se hizo pedazo todo. Nosotros reclamábamos, pedíamos y este año se comprometieron a que salía y gracias a Dios salió”.

A las intervenciones urbanas en sus tres etapas realizaron en total 11.344 metros cuadrados de veredas, 18 mil metros lineales de soleras y 17.978 metros cuadrados de demarcaciones en distintos puntos de ciudad. A lo anterior también hay que agregar 35 lomos de toro construidos en la segunda etapa y la instalación de 106 unidades en la primera etapa.

Inés Vásquez, vecina de los sectores altos, afirmó que “costaba salir con los vehículos, había personas que se caían por los hoyos y todas esas cosas pasaban sobre todo por los abuelitos de acá”. Además, destacó que “mejoró la calidad de vida del sector. Además, ahora en la mañana nos dimos cuenta que estaba todo señalizado y así es mejor”

En el mismo sector, Hernán Humeres, Teniente Primero de la Cuarta Compañía de Bombero de Copiapó reconoció que “es una mejora muy importante, ya que también nuestra unidad es salida de emergencia y producto de los hoyos y la mala condición del asfalto era peligroso”.

En tanto, Yuyunis Ormazábal dijo que “me parece súper bien porque había muchos autos con problemas al pasar acá. Había demasiados hoyos y de hecho hasta pasar en bicicleta costaba demasiado e incluso muchas veces había hasta accidentes por eso mismo”.

Uno de los principales beneficiados con las obras serán los gremios del transporte público. Luis Araya, Presidente de la Asociación Gremial Sol de Atacama señaló que “ha mejorado bastante, pero tenemos una ciudad vial de los años ochenta y tenemos que avanzar”.

Por su parte, Raúl Morgado, Presidente de la Línea 2 de Copiapó subrayó que “estamos muy agradecidos. Nosotros participamos con el alcalde dando inicio a las obras en los sectores altos como la Juan Pablo Segundo o la Calle Chañar que quedaron impecables”.

El colectivero finalizó que “se nota que hoy los sectores altos han cambiado muchísimo y lo vemos en las condiciones de nuestros vehículos. Nos sentimos muy agradecidos que hoy en día no estamos tan dejados para tener una pavimentación y dar un mejor servicio a donde cuesta llegar”.