Padres y apoderados de la Escuela Hernán Márquez Huerta se comprometen con la educación de sus hijos

En la Escuela Hernán Márquez Huerta de Paipote han comprobado que a mayor compromiso de la familia mejor es el rendimiento educativo de los estudiantes, por esa razón, decidieron reunir a los padres y apoderados con mayor participación para conocer sus experiencias frente al proceso escolar.

En el primer encuentro que reunió a más de 20 apoderados, en su mayoría madres, se les informó que el propósito de los talleres es conocer a través de sus historias diversas fórmulas para continuar trabajando en que todos los apoderados logren una mayor cercanía con la escuela y lo que se realiza en su interior.

Para el trabajador social Giovanni Tapia, acercarse a los padres comprometidos y conocer sus historias detrás del buen resultado de sus hijos es una manera de conocer que también viven situaciones que afectan la participación, pero las que sortean de manera efectiva. “Tenemos la certeza que utilizar las redes y en este caso los apoderados más comprometidos pueden ser el enlace para atraer a los que tienen mayores dificultades”, explicó.

Razones familiares, disfuncionalidad en el hogar, problemáticas económicas, consumo de sustancias, situaciones judicializadas, entre otras, son las razones atribuidas por los padres que no participan del proceso activamente y que hay que atender, según el profesional.

Para Alejandra Escobar, madre de 4 hijos y apoderada de 2 alumnos en la escuela, la receta para que los estudiantes tengan un buen rendimiento es estar con ellos guiándolos, todos los días, pero no haciéndoles las cosas. “Mis hijos son responsables, respetuosos y lo bueno es que tienen las metas claras, yo les ayudo a ellos y todos se ayudan entre sí logrando muy buenas notas” comenta.

Erika Barcos, madre de los alumnos Tiare y Maximiliano, explica que ha intentado replicar la misma crianza que le dieron sus padres, para que sus hijos sean responsables, a pesar de las complicaciones familiares que siempre están presentes. “Pertenezco al centro de padres y siempre apoyamos e incentivamos a los apoderados para que mejoren su participación, tenemos como tarea conversar con los padres y apoderados para que estén presentes con sus hijos, los acompañen y motiven”.

La apoderada Susana Fernández, mamá de Juan Alberto de 3° y María José de 6° básico, comenta que siempre le ha gustado estar cerca de lo que hacen sus hijos, de ver cómo puede colaborarles. “Quiero que sean unas personas de bien el día de mañana, siempre digo: aunque los hijos sean grandes uno también tiene que estar junto a ellos, hablando las cosas que les ocurren y van viviendo” expresó.

Sobre esta herramienta, que forma parte del programa de fortalecimiento que está ejecutando la Municipalidad, el Alcalde de Copiapó, Marcos López, enfatizó “quisiera felicitar a todos esos cientos de padres y madres, que día a día se comprometen con la educación de sus hijos, estamos convencidos que son el pilar fundamental en su formación y que sin duda se reflejará en el rendimiento de nuestros estudiantes. Esperamos que más padres se sigan suman y entre todos trabajar por mejorar la educación pública de nuestra comuna; que es lo que todos esperamos”.

La iniciativa se enmarca dentro de las líneas comunales para establecer instancias de fortalecimiento de la participación de los padres y apoderados del sistema escolar municipal ejecutadas por los equipos financiados por la subvención escolar preferencial (SEP).